Repsol y Uber firman un acuerdo sobre movilidad eléctrica

14 Ene

Repsol y Uber han firmado un acuerdo estratégico para acelerar la transición de Uber hacia una movilidad eléctrica. A través del mismo, Repsol se convierte en el proveedor energético homologado por Uber para sus conductores de vehículos VTC y taxis que sean 100% eléctricos o híbridos enchufables.

Uber se ha comprometido a que la mitad de los kilómetros recorridos por su flota en 2025 se realice con vehículo eléctrico en siete capitales europeas, Madrid entre ellas, y para 2030 que el 100% de sus viajes sean eléctricos en Europa, Estados Unidos y Canadá. Además, en 2040 será una plataforma de movilidad cero emisiones en todos los viajes realizados en 10.000 ciudades y seis continentes.

En virtud de este convenio, que comienza a aplicarse en Madrid y se irá extendiendo progresivamente a otras ciudades de España, los conductores de Uber que dispongan de un vehículo eléctrico o híbrido enchufable podrán acudir a los puntos de recarga eléctrica situados tanto en las estaciones de servicio de Repsol como en toda la red de recarga pública de la compañía multienergética en el territorio nacional. Así, los conductores de VTC o taxi de Uber dispondrán de un descuento hasta del 21% en los contratos de suscripción de suministro de electricidad para recargar en la red de infraestructura de recarga pública de Repsol.

María Victoria Zingoni, directora general de Cliente y Generación Baja en Carbono de Repsol, ha destacado que esta alianza con Uber “refuerza nuestra apuesta por la movilidad eléctrica y consolida nuestra posición como empresa multienergética, líder en movilidad y volcada en el objetivo de lograr cero emisiones netas en el año 2050, siendo la primera empresa del sector en adoptar esta ambiciosa meta”.

Por su parte, Juan Galiardo, director general de Uber en España, ha afirmado: “Como la mayor plataforma de movilidad en España, tenemos un papel clave en la lucha contra el cambio climático y el fomento de una recuperación económica más sostenible. Hoy damos un gran paso en nuestro compromiso de convertirnos en una plataforma 0 emisiones, lanzando el primer producto 100% eléctrico en España. Además, nos aliamos con una compañía energética como Repsol para apoyar a los conductores que trabajan con nuestra plataforma y facilitar su transición hacia el vehículo eléctrico”.

Igualmente, y en base al referido acuerdo, los conductores de Uber tendrán acceso a una solución integral de recarga en su domicilio con un precio competitivo, dos recargas gratuitas al mes en los puntos públicos y un 50% del precio de recarga en saldo Waylet, la app de pago de Repsol, para todos aquéllos que contraten la tarifa eléctrica de la compañía para el hogar. Además, dicha solución integral incluye asesoramiento, instalación del punto de recarga eléctrica en casa, mantenimiento, operación del punto y siempre con la garantía que el origen de la electricidad es 100% renovable.

Una red con más de 2.000 puntos de recarga actualmente, más de 100 de carga rápida

En la actualidad, la red de recarga de Repsol contempla más de 2.000 puntos de recarga operativos, de los cuales más de 350 son de acceso público, que incluyen más de 100 de carga rápida, la mayoría de ellos situados en sus estaciones de servicio, lo que posiciona a la compañía como líder nacional en carga rápida en estaciones de servicio. Además, se sumarán ellos los más de 300 puntos de carga rápida ya instalados en las estaciones de servicio de la compañía. Todos los puntos de recarga eléctrica de Repsol tienen la garantía de que el origen de la electricidad es 100% renovable.

En la misma línea, Repsol está desarrollando un ambicioso despliegue de puntos de recarga públicos en su red de estaciones de servicio, que prevé disponer de más de 1.000 puntos de recarga rápida y ultrarrápida a finales de este año, lo cual representa un punto cada 50 kilómetros.

A esta red hay que sumarle la primera estación de recarga para vehículos eléctricos en España que incorpora almacenamiento de energía empleando baterías de segunda vida, situada en la N-I a su paso por la localidad guipuzcoana de Tolosa, y las dos primeras instalaciones de carga ultrarrápida de la Península Ibérica, instaladas ya en 2019 en las estaciones de servicio de Lopidana (Álava) y Ugaldebieta (Vizcaya).

Este ambicioso objetivo implica que en los principales corredores del país se dispondrá de estaciones de recarga Repsol al menos con un punto de carga rápida que incorporan conectores compatibles con cualquier tipo de vehículo eléctrico, siempre operativos, atención presencial durante gran parte del horario, asistencia y atención telefónica las 24 horas, así como servicios adicionales a disposición de los usuarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR

Aviso de cookies